viernes, 24 de marzo de 2017


No me rindo
aunque el olvido
sea un territorio
imposible
aunque las garras
tengan veleidades
de destino

La Luz parpadea
en las hojas 
entre mis dedos donde la sangre
pulsa
aún en las sinrazones
en las dudas
en el dolor

Mientras escribo 
la Vida 
es todo lo que veo

Rompo 
mis lealtades
con la muerte